Resolución 8K: Te explicamos todos los detalles

Última actualización

Las novedades en el sector audiovisual, son continuas y los avances en tecnologías para mejorar la calidad de imagen no paran. Una de las últimas tecnologías que se ha desarrolado, es la resolución 8K. A día de hoy, la resolución máxima que podemos encontrar en la mayoría de televisores, monitores y reproductores para el público en general es 4K. Sin embargo, las compañías más importantes del sector, quieren ir un paso más allá, y ya han presentado dispositivos con resolución 8K. A continuación, vamos a explicaros todos los detalles de esta nueva tecnología y en que se diferencia con resoluciones inferiores como 4K y Full HD.

 

¿Qué es la resolución 8K?

Cuando hablamos de resolución, hablamos de la cantidad de píxeles que contiene una imagen. A mayor número de píxeles, la imagen ofrece un nivel de detalle y nitidez superior. En el caso de una imagen en 8K, estamos hablando de una resolución de 7680 píxeles horizontales × 4320 píxeles verticales en un formato de 16:9 que es el formato estándar para televisión. En total, se contabilizan un total de 33,1 millones píxeles. Esto quiere decir, que el aumento con respecto a la resolución 4K es de 4 veces, ya que 4K ofrece 3840 píxeles horizontales x 2160 píxeles verticales. Si ya la comparamos con la resolución Full HD, es 8 veces superior. Si la comparamos con resolución SD, la diferencia ya es muy importante.

 

Gráfico comparativo 8K vs. 4K y Full HD

Comparativa resolución 8K vs. 4K y Full HD

 

Sin duda, el nivel de perfección que podemos alcanzar en una imagen 8K es brutal. Uno de los objetivos de esta resolución, es que podamos ver televisores de gran pulgada a una distancia más corta sin apreciar ningún artefacto en la imagen. Los fabricantes tienen gran interés en vender televisiones de gran formato y la resolución 8K va a ser un gancho en los próximos años para captar clientes.

 

Resolución 8K vs. 4K comparativa

Resolución 8K vs. UHD 4K

 

Implementación del 8K

El uso de esta tecnología apenas acaba de arrancar, y sólo está disponible en equipos de uso profesional de muy alta gama. En lo que respecta a televisores, se han presentado recientemente algunos prototipos en la feria CES que pueden ver la luz muy pronto, pero el precio se espera que sea muy elevado. Marcas como Sony, Samsung, Sharp o LG ya han mostrado algún modelo que puede salir al mercado a finales de 2018. De manera que, a corto plazo van a estar disponibles diferentes televisores que van a ofrecer esta resolución.

Pero como sucede siempre, la tecnología en televisores va muy adelantada a lo que las emisiones ofrece. Actualmente, apenas estamos empezando a ver contenidos en 4K en algunas plataformas como Netflix, Amazon Prime Video o en televisión de pago a través de Vodafone y Orange. Videoconsolas como la PS4 o Xbox, también ofrecen la posibilidad de jugar a una resolución 4K.

Si hablamos de televisión por TDT, la cosa está totalmente estancada y sólo podemos disfrutar de un canal de TVE en pruebas que emite en 4K. La final de la Champions de 2017, fue emitida en 4K y este 2018, se espera que suceda lo mismo.

Esto en lo que se refiere a España, pero en países como Japón, la cosa va un poco más avanzada. Recientemente, la cadena NHK, ha comunicado que en Diciembre de 2018, va a lanzar un canal en resolución 8K con contenidos de manera continuada. El foco sin duda, está en los Juegos Olímpicos de Tokyo que se celebrarán en 2020.

 

¿Merece la pena esperar para comprar un televisor 8K?

Aún no hay precios confirmados para los modelos que van a salir este 2018, pero sin duda estos van a ser elevados. Además, los modelos que se van a lanzar, son de gran pulgada como el Samsung Q9S que estará disponible en 85 pulgadas. Samsung ya ha contado sus planes para lanzar varias gamas para 2018 y 2019.

Hay que añadir, que como no hay contenido disponible en 8K en España, estos televisores tienen que escalar la imagen hasta su resolución nativa 8K, por lo que con contenidos de TDT normal la imagen puede llegar a verse francamente mal. Se ha comentado que estos modelos usarán procesadores de imagen muy potentes que permitirán ver cualquier contenido con buena calidad, pero esto es muy complicado de conseguir así que, hay que espera para comprobar si es cierto o no.

Por lo tanto, va a ver que esperar al menos un par de años más, hasta que empecemos a ver precios más asequibles y más variedad de tamaños en televisores 8K. De momento, el estándar actual es UHD 4K y lo único que falta es que los contenidos disponibles aumenten. Las productoras y cadenas de televisión, posiblemente tarden unos años aún en empezar en el juego del 8K debido a los costes de grabación y transmisión.

 

Etiquetas:

Déjanos aquí tus comentarios

      Deje una respuesta